LOS CAMBIOS EMPIEZAN POR UNO MISMO

Ante la situación de crisis e inestabilidad en el empleo que hemos sufrido sufriendo estos últimos años, hay personas que se sentaron a esperar a que pasara el chaparrón mientras hacían una crítica feroz a todo lo que se moviera. Daban mil soluciones de cómo resolver  todos los problemas que tenemos, pero siempre desde la perspectiva de lo que deben hacer los demás, sin detenerse a pensar en que los cambios siempre empiezan por uno mismo.
Es cierto que muchas veces es complicado saber por dónde empezar y cuál debería ser el primer paso a dar. También existe el temor a fallar o a salir de la zona de confort (aunque ésta no sea precisamente la zona en la que deseemos estar), lo que nos hace tender al inmovilismo. Una pequeña sugerencia para salir de este inmovilismo es empezar, de entre todas las cosas que queramos cambiar,  por aquellas que nos parezcan más simples y sencillas, las que consideremos más asequibles, lo que nos permitirá ganar confianza y ver que nos movemos en la dirección que queremos.  
Como ya he comentado alguna vez, no es necesario pensar en cambios radicales y que van a poner nuestra vida patas arriba. Son los detalles los que hacen a las cosas y a las personas especiales, son esos matices los que debemos limar, depurar…para hacernos diferentes y, sobre todo, mejores. Y cuando digo mejores, no me estoy limitando al terreno profesional sino también al terreno personal, ya que lo que hace falta en nuestro sector, y en general en esta sociedad, son buenas personas.
Como he hecho anteriormente, quiero mostrar un video de TED TALKS, que pienso que es genial y que en menos de 4 minutos nos muestra cómo podemos cambiar algunas cosas de nuestras vidas. En este caso es un ingeniero de Google, Matt Cutts, quien nos muestra, a través de su experiencia, como en solo 30 días podemos hacer que aquello que solo era un sueño o un deseo, entre a formar parte de nuestro día a día.
(Si no visualizas bien el vídeo, entra en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=BoOLYFO1cIo )

Antes de terminar y como resumen a lo visto y oído, no acabemos este post sin pensar dos veces en la pregunta: “What are you waiting for?” Probablemente si empezamos hoy con nuestros propósitos, mañana sólo faltaran 29 días para ser algo mejores; como decía Ismael Serrano: “Porque ayer era tarde, porque mañana no ha llegado, ahora!”

“Las cosas seguirán como están salvo que tomemos la decisión de cambiarlas”

2 comentarios
  1. Santiago Jesús Hernández Calvo
    Santiago Jesús Hernández Calvo Dice:

    El miedo a salir de nuestra zona de confort. Abandonar ese lugar en la nos sentimos seguros en el ámbito laboral, personal, interpersonal o incluso afectivo. Es como asomarse desde la azotea de un rascacielos o desde el borde de un precipicio. El mañana no existe, se construye desde hoy. Buen Blog. Saludos,

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *