DSC_0123

LA INGENIERIA ES…COMO EL GIMNASIO

Como más de uno, de dos y puede que de cien, soy una de las víctimas de las ofertas de los gimnasios. Al parecer el apuntarte por más tiempo porque es más económico va a hacer que tus ganas de hacer deporte indoorcrezcan. En realidad todos sabemos lo que pasa, pero eso no es el tema del día.
El otro día, mientras pedaleaba en una de esas bicis que no van a ningún lado, me di cuenta de que el gimnasio y la ingeniería están muy relacionados. Es más, empiezo a pensar que uno ha copiado ciertos aspectos de la otra.



Como esto dicho así parece tan poco creíble como una película de domingo por la tarde basada en hechos reales, vamos a poner algunos ejemplos bastante gráficos de lo que quiero explicar:
  • Todos queremos entrar: aunque es cierto que últimamente las carreras técnicas están teniendo peor reputación y las ganas de entrar no son tan grandes como hace años, la ingeniería ha sido una de las carreras favoritas y con mayor nota de corte. En los gimnasios hay épocas del año (sobre todo después de los excesos vacacionales y navideños) en las que todo el mundo quiere apuntarse y si hay una oferta atractiva para que hablar más. En ambos casos casi lo más fácil es apuntarse, lo complicado y difícil viene después…
  • Las bicicletas estáticas o las clases de spinning: como nos suele ocurrir en ingeniería, por mucho que pedalees o te esfuerces, el recorrido es nulo. Muchas veces tenemos la sensación de estar estancados en nuestros proyectos y de no avanzar. No olvidemos que aunque no nos movamos, hay un esfuerzo realizado que siempre nos va a ayudar a adquirir experiencia y/o conocimientos.
  • Las pesas: no sé si habréis observado que las personas que levantan pesas, o las que usan esas máquinas maquiavélicas de los gimnasios, cada vez necesitan levantar más peso, no tienen límites. En ingeniería no hay límites de lo que el ser humano puede hacer para vencer las leyes de la naturaleza. Cada vez que hemos resuelto un problema, queremos más proyectos y, si pueden ser, más complicados.
  • Los famosos espejos del gym: Aunque no todo el mundo lo sabe, la ingeniería es un trabajo en equipo, donde el esfuerzo como grupo supera cualquier sumatoria de trabajos  individuales. No obstante, no es menos cierto, que en la profesión hay bastantes egos algo elevados, que me recuerdan a aquellos que veo en el gimnasio frente al espejo, observando las bondades de sus cuerpos y sus ejercicios.
  • Hay tablas para todo: al igual que los ingenieros somos especialistas  en hacer tablas para todo, en el gimnasio no son menos. Todo lo que quieras mejorar de tu cuerpo…hay una tabla de ejercicios para ello. La única diferencia es que la Excel y las macros no han llegado a gym todavía.
  • Con la práctica se mejora: es normal tener agujetas en los primeros días, al igual que es normal cometer errores en los primeros pasos de nuestra carrera profesional, pero poco a poco nos iremos encontrando más fuertes y más seguros.

Independientemente de similitudes y otras comparaciones que nos pueden parecer más o menos graciosas o chorras, todo lo que hacemos en nuestro día a día va a requerir un esfuerzo y unas ganas de mejora continua. Siempre tendremos piedras en el camino que deberemos superar, pero no olvidemos que siempre se pueden quitar y seguir nuestro rumbo, solo hace falta saber cómo y tener determinación para hacer las cosas, sin olvidar que lo importante es el objetivo final y que trabajando en equipo los resultados son siempre mejores.

“Todo en esta vida requiere un entrenamiento y ganas de superación”

8 comentarios
    • John E. Gonzalez M.
      John E. Gonzalez M. Dice:

      "Poquito a poco la cosa crece"…tal como los musculos en el gimnasio jaja touché,..jajaja..muy buena la comparación, de a poco en poco la profesion se va volviendo una disciplina tal como el gym, que pérsonalmente pienso y veo siempre se va mejorando y aplicando mejor la tecnica…saludos…

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *