la-foto

INGENIERÍA “MADE IN SPAIN”

Que de un tiempo a esta parte (y ya empieza a ser “too much”) el sector de las infraestructuras en el país va cuesta abajo y sin frenos no es ninguna novedad. Que año tras año hemos visto reducido el presupuesto en proyectos y obras hasta límites impensables tampoco es algo que nos sorprenda. Todo esto ha provocado que nuestras empresas empiecen a tener mucho más negocio fuera de nuestras fronteras que dentro del país. Basta con echarle un vistazo a este artículo sobre las ingenierías para darnos cuenta de la magnitud del cambio sufrido en las carteras de nuestras empresas:

(Estudio recogido en www.aquora.es  y realizado Estudio Sectores de DBK S.A.: “Empresas de Ingeniería”)


Quedémonos con tres datos importantes que se recogen en los titulares del estudio:
  • La facturación de las empresas de ingeniería descendió hasta 8.410 millones de euros en 2013, un 3,6% menos que en el año anterior, como consecuencia del desfavorable comportamiento de la demanda en el mercado nacional.
  • El volumen de negocio generado en España retrocedió un 17,5%, hasta 3.300 millones, mientras que la facturación derivada de proyectos en el extranjero aumentó un 8,3%, alcanzando los 5.110 millones de euros.
  • Los ingresos obtenidos en el extranjero supusieron el 61% de la facturación sectorial, dieciséis puntos porcentuales más que en 2011.


A parte de los datos que describen perfectamente el cambio de escenario en el sector, me gustaría centrarme en algunos aspectos positivos que se pueden sacar del informe:
  •  A pesar del desplome en los ingresos en una cuantía considerable, “sólo” ha supuesto una disminución del 3,4% interanual. Si partimos de la base de que el recorte en obra pública fue “brutal” y que las ingenierías estaban acostumbradas a las licitaciones nacionales (en cuanto a presentación de ofertas y conocimiento del funcionamiento de las administraciones públicas); la adaptación al mercado extranjero ha sido muy rápida, mostrando una dinamización del trabajo y de capacidad de reacción frente a las adversidades.
  • A excepción de casos puntuales, el sector de la ingeniería se ha nutrido del mercado nacional durante muchos años. Pero como se observa el sector ha podido, en un periodo muy corto de tiempo, minimizar los daños sufridos en el mercado nacional (-17.5%) con el mercado internacional (+8.3%).
  • La ingeniería española parece tener puesto pie y medio en los mercados internacionales y, por la cuota de ingresos (61%) y la importancia de los proyectos donde se está trabajando en el exterior, parece que ha hecho su entrada para quedarse.


Es, sin duda, digno de elogio el trabajo realizado y la importancia de los proyectos en los que las empresas españolas están colaborando en el exterior.  Pueden existir muchas y diversas razones por las cuales nos encontremos en esta situación, entre las cuales podemos destacar las siguientes:
  • Dada nuestra estructura de costes, las empresas españolas han pasado a ser muy competitivas en precio frente a las grandes potencias de la ingeniería (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Japón…). Para muchos ésta es la principal razón por la que el sector nacional ha dado un salto enorme en el mercado internacional, pero no olvidemos que hay mercados mucho más baratos que el nuestro (Corea, India, China…) que no han podido desbancarnos, por lo que existen otras razones más allá de lo meramente económico.
  • “Know-How”: durante un largo periodo las infraestructuras nacionales estaban a la vanguardia mundial (sirva como ejemplo la visita de los americanos para conocer nuestra línea de alta velocidad). Hemos tenido grandes inversiones en proyectos de todo tipo: puertos, ferrocarriles, aeropuertos, autovías, edificios singulares…que han puesto a nuestras empresas en una situación privilegiada para adquirir  el conocimiento de cómo afrontar grandes infraestructuras. Esto ha hecho que la reputación en el exterior de nuestras empresas y de nuestros técnicos sea alta.
  • Trabajo en equipo: creo que uno de los aspectos en donde más hemos avanzado en el sector ha sido en saber trabajar en UTE y/o colaborando con otras empresas. Salvando las dificultades que  conlleva el trabajo del día a día en cualquier proyecto, las empresas nacionales han sabido aprovechar sus fortalezas y reforzar sus debilidades con el conocimiento de otros socios o compañeros de viaje. Esto nos ha permitido realizar uniones con empresas internacionales, para mejorar nuestras prestaciones y hacer equipos de trabajo más competitivos y mejores en cada nuevo proyecto.
  • Nos hemos quitado de encima cualquier complejo sobre nuestras capacidades frente a las de  las empresas extranjeras, siempre pioneras en el desarrollo de las grandes infraestructuras. Ya no hay proyecto donde no aparezcan las empresas españolas luchando hasta el final por la adjudicación de los contratos. Ahora somos nosotros los que damos un poco de miedo, así que es normal el respeto y la reputación que tenemos fuera de nuestras fronteras.
Lo cierto es que para que la historia tenga un final mucho más maravilloso, sólo nos quedarían dos cosas por cerrar:

  • Que el nivel de contratación en el exterior sea lo suficientemente grande para recuperar todo la cuota nacional perdida, lo que serviría para aumentar el nivel de contratación de todo el personal que ha perdido su empleo en los últimos años.
  • Que, de una vez por todas, se homologue el título de ingeniero a nivel europeo (www.soymastereuropeo.com) para que se facilite el desarrollo de la profesión para aquellos compañeros que se han ido o se irán en el futuro a trabajar fuera del país.


 Todos los argumentos expuestos me llevan a creer que nuestra situación en el exterior no sólo es buena, sino que poco a poco se irá afianzando e incluso nos permitirá ganar mayor cuota de mercado. Y que todo esto en realidad ocurre porque joder!, somos muy buenos en lo que hacemos. Y si vemos en qué proyectos participamos en el extranjero, nos damos cuenta de lo que realmente es la marca España: personas y empresas que saben lo que hacen y apuestan, para las que no hay proyectos imposibles sino retos a superar, que tienen muchas ganas de seguir luchando para estar en la vanguardia de la ingeniería mundial.

“Solamente aquello que es inimaginable, es inalcanzable. Por muy difícil que sea el reto, si crees, puedes”

4 comentarios
  1. Mabey Bridge
    Mabey Bridge Dice:

    Excelente articulo, gracias por compartirlo!<br />Una pregunta, cuando te refieres a que las empresas españolas son mas competitivas por la estructura de costes, a q te refieres? a q compramos materias primas mas barato, a q la mano de obra española es mas barata?<br />Gracias

    Responder
    • MANOLO GALLEGOS
      MANOLO GALLEGOS Dice:

      Gracias Christian, me alegro que te haya gustado el artículo. En cuanto a la colaboración en tu blog, es cuestión de enviar en enlace y ver si los contenidos de los artículos son adecuados al mismo. (para cualquier cosa mi correo es manologallegos@gmail.com).<br />Un saludo y gracias por tus comentarios

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *