HOY TENGO UN SUEÑO

Aunque hayan pasado muchos años, hace unos días cayó sobre mis manos una copia en papel de una parte del discurso de Martin Luther King del 28 de Agosto de 1963: “I have a dream”. Conforme lo leía iba haciendo una analogía con nuestro gremio y con nuestra situación actual. Salvando, como es obvio, las diferencias entre un caso que cambió nuestras vidas para siempre en la igualdad de los derechos y un caso profesional, grave, pero creo que circunstancial, me gustaría compartir con vosotros mi sueño:

Regresemos a nuestros puestos de trabajo, regresemos a nuestros quehaceres diarios, regresemos a nuestros hogares, regresemos a nuestros rincones más oscuros, regresemos a nuestras familias sabiendo que de alguna manera esta situación puede y será cambiada. No busquemos más la desesperanza, ya que la luz se empieza a ver al final del túnel.

Hoy os puedo decir, compañeros y amigos, que a pesar de las adversidades, de las dificultades, de los contratiempos del momento, yo tengo un sueño. Un sueño lleno de luces y triunfos, y profundamente arraigado en nuestras capacidades y virtudes.

Sueño con un día en el que los ingenieros americanos, los ingenieros chinos, los ingenieros españoles, los ingenieros senegaleses y los ingenieros rusos trabajen juntos en igualdad de condiciones y con un fin común: hacer la vida más fácil y maravillosa. Sueño con un día en el que todos los ingenieros sean iguales: independientemente de su formación (#soymastereuropeo), de su nación, de su color o de su raza.

¡Hoy tengo un sueño!

Sueño con un día en que todos los compañeros puedan trabajar en aquello que les apasione; donde las presas, los puentes, las carreteras, las refinerías, los aeropuertos…sólo sean retos de un bien común, donde todos sumen y se les permita sumar; donde cada uno pueda elegir por sí mismo a qué dedicar su vida, donde nada ni nadie les obligue a buscar otros sectores.

¡Hoy tengo un sueño!

Sueño con un día en el que las decisiones sean consensuadas con los expertos, donde “zapatero a tus zapatos”; donde las decisiones basadas en temas técnicos sean mucho más acertadas; donde no nos llamen para decidir sobre, por ejemplo, cuestiones médicas, pero tampoco se tomen decisiones sobre infraestructuras sin tenernos en cuenta. Un día donde no todo valga por un puñado de votos o para perpetuarnos en el poder.

¡Hoy tengo un sueño!

Sueño con un día en que todos hagamos de nuestros proyectos obras únicas, donde el diseño sea un factor esencial en nuestros movimientos y decisiones. Alejémonos de que lo bonito es caro, que la funcionalidad no está relacionada con al utilidad. Admiremos la estética, la belleza, la armonía de las construcciones, de forma que, al mirar atrás, en nuestros labios se esboce una sonrisa de orgullo sobre las cosas donde hemos trabajado.

¡Hoy tengo un sueño!

Sueño con un día en que lo verdaderamente importante sean las personas, porque son ellas y solo ellas las que hacen que las cosas sean exitosas; donde nos centremos en la motivación de los equipos y potenciemos el trabajo en equipo, nos alejemos de los técnicos estrellas, ya que el resultado del trabajo en grupo siempre será mucho mejor. Sueño con el día en el que no haya que decir “yo se trabajar en equipo”, simplemente se haga de forma inconsciente.

¡Hoy tengo un sueño!

Sueño con un día donde se comparta el conocimiento y la información. Desterremos el pensamiento de que la información es poder. Compartamos y enseñemos a los más jóvenes, pues no puede existir una cosa más bonita que ver como la gente a tu alrededor crece y tú eres parte de esa evolución. En el otro barrio, la información no sabemos si hace falta; pero en este sí que hace falta y el que la necesita está siempre muy cerca de ti.

¡Hoy tengo un sueño!

Sueño con un día donde el optimismo venza al pesimismo; donde las personas del tipo “Esto es imposible” dejen paso a las personas del tipo “Esto es posible”; donde haya personas que contagien su fuerza, sus ganas de trabajar, de prosperar y de seguir creciendo; donde no se vean obstáculos imposibles, sólo trancos más altos que superar.

Simplemente, hoy tengo un sueño: …que mañana sigamos soñando…


“Y aunque los sueños, sueños son, todo lo que sueñes es alcanzable. Sólo es cuestión de creer, luchar y, sobre todo, empezar a andar…”                

(Nota: Existen partes de este artículo tomados del discurso de Martin Luther King, adaptando su contenido)

4 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *