DSC_0427

13 MINUTOS… CUESTIÓN DE ACTITUD

    Si os dijera el nombre de Lizzie Velásquez, probablemente muy pocos sabríais de quién estamos hablando; pero si os digo “la mujer más fea del mundo” seguro que os viene a la mente un video de esta mujer que últimamente está circulando por las redes. Sin duda el reclamo del título habrá tenido su efecto llamada y muchas personas lo habrán visto por el morbo de ver a la protagonista, pero seguro que después de oírla lo único que queda en la mente es la sensación de ver a una de las personas con más magia que uno se puede encontrar.


    Son trece minutos de video donde realiza una descripción de lo que debería ser la vida para muchos:
    • Se ríe de sí misma, de su enfermedad, de los grandes obstáculos que la vida le ha puesto en su camino. Hace de la desgracia casual una fuerza vital que es la risa, la sonrisa frente a lo que debería doler. Elimina la barreras que la sociedad nos impone desde que nacemos. Solo en tres minutos hace que las carcajadas del público sustituyan las lágrimas, que sería lo fácil de obtener. No hay nada mejor que la sonrisa para la lucha de los problemas, para caminar el día a día, para superar las dificultades. 
    • Cuenta su historia, nada fácil desde la infancia, y de la fuerza que le han proporcionado sus padres. Toca unos de las preguntas que nos deberíamos hacer en nuestra vida: ¿Qué nos define? Sería genial que todos nos paráramos un rato en nuestras vidas y poder responder a esa pregunta, ya que daría luz a nuestro futuro. Llevamos con nosotros mismos desde que nacemos y hay mucha gente que no sabría definir sus fortalezas, sus capacidades… en qué somos buenos y en que debemos mejorar. Esto nos puede llevar por un camino equivocado, debemos saber donde estamos para poder decidir hacia donde queremos ir. 
    • Da gracias a su apoyo en la vida, a su familia, que le hizo vivir al margen de la crueldad de la sociedad. Todos tenemos nuestros puntos de apoyo, de sustento… busquémoslos y démosle una importancia en nuestras vidas, en nuestras decisiones. 
    • Y, por último, hace un repaso de en que se ha convertido su vida desde que supo que ésta era mucho más cruel que lo que uno podía imaginar y como se propuso hacer frente a su destino. Cómo ha superado uno a uno todos sus retos, retos que ella decidió en su momento y nada ni nadie ha variado su camino. La principal distancia entre nuestro presente y nuestros retos, somos nosotros… dejemos de pensar en excusas e impedimentos y vayamos hacia ellos. Seamos nosotros los que marquemos lo que queremos hacer y cuando lo queremos hacer. Hagamos de nuestros sueños una realidad diaria. 
    He de decir que, después de ver el video dos o tres veces, me encanta esta mujer, creo que tiene una vitalidad que sería digna de copiarla y pegarla en todas las personas del mundo, creo que ha hecho de una “posible” debilidad una fortaleza y una fuerza de superación que le hace todavía más grande.
    Sin duda lo tiene todo para estar encerrada en casa, lamentarse de su mala suerte por la enfermedad y tener la excusa perfecta para hacer de su vida un drama. Pero lejos de eso, tiene la capacidad de ver lo positivo que hay hasta en las peores cosas, un rayo de luz en la noche, un soplo de aire nuevo en este mundo tan lleno de estereotipos: ¡qué cosa más grande en un cuerpo tan menudo!
    Creo que es un claro ejemplo de que las barreras muchas veces nos las ponemos nosotros e incluso las usamos como excusa para no volar más lejos, para no salir de nuestra zona de confort. Un ejemplo de que cada uno es dueño de su propia vida y que el guión lo escribimos nosotros, no debe ser nadie el que lo haga por nosotros, porque las historias en tercera personas son más impersonales y más frías.
    Sin duda, cada cosa que hagas, que vivas, que decidas, que disfrutes, que sufras, que compartas… es una cuestión de actitud. Si tienes dudas sobre cuál debe ser la tuya, mira el video y responde si esta muchacha es feliz o no… porque de que se trata la vida, si no de ser ¡moderadamente feliz!
    Gracias a Lizzie por esos maravillosos trece minutos, por tu fuerza, por tu sonrisa, por tu empuje, por tu sentido del humor y por ser la mujer más bella del mundo.
    Y no olvides algunas de las lecciones que nos enseña en el video:
    • Tú decides el camino 
    • Tú decides qué hacer 
    • Tú decides cuándo 
    • Tú decides cómo 
    • Tú decides para qué 
    • Tú decides el por qué 
    • Tú decides con quién 

    “Tú y solamente tú eres dueño de tu vida, de tu destino, de la forma de vivir, de la forma de soñar…no dejes que nadie lo haga por ti”

    0 comentarios

    Dejar un comentario

    ¿Quieres unirte a la conversación?
    Siéntete libre de contribuir

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *